El entrenador del Athletic, Marcelo Bielsa, ha señalado tras el empate en Riazor ante el Depor (1-1) que «el partido es muy fácil de definir: dominio, buena recuperación, buen trato de pelota y goles errados». Para el ‘Loco’ el «equipo defendió bien, tuvo una posesión intencionada, cuidada y las actuaciones individuales fueron todas parejas».

vía Bielsa: «La jugada habla por sí sola, pero los árbitros tampoco son infalibles».