Apenas quedan unos meses para que el Athletic abandone San Mamés, su casa, para jugar en San Mamés Barria. Al margen de la diferencia en la nomenclatura y que el nuevo estadio no estará definitivamente listo hasta 2014, el conjunto rojiblanco se enfrenta a uno de los cambios más trascedentes de su historia. Y lo será para todas las generaciones de aficionados vivos, aquellos que relacionan la práctica totalidad de sus vivencias en rojo y blanco con La Catedral. El lugar más especial para cualquier aficionado o aficionada de los leones.

vía Marakana Txikia – La mudanza está al caer pero los recuerdos quedarán para siempre.