El estadio de Riazor volvió a ser testigo de un mal que parece ser patológico en el Athletic. Una vez más, el conjunto rojiblanco, claro dominador del encuentro, se dejó dos puntos en un partido que debió ganar merced a los méritos contraídos por cada uno de los contendientes.

vía Un guion conocido . Deia. Noticias de Bizkaia...