Cesc Fábregas echó por tierra todo el gran trabajo que había realizado el Levante ante el Barça. Era el minuto 83 y el ex del Arsenal batió con un disparo cruzado la meta de Keylor Navas.

El equipo de JIM había controlado hasta ese momento el juego culé en uno de los partidos más complicados que ha tenido el Barça esta temporada. La táctica empleada por el Levante puede servir de guía para el Athletic este próximo sábado.

vía Barkero: «Hay que dejarles muy pocos espacios en defensa».