La goleada encajada a manos del Bayern en la ida de semifinales de Champions ha sumido al hasta ahora todopoderoso Barcelona en una pronunciada depresión. Basta con ver los rostros de preocupación y disgusto de los blaugranas el día después. La presión para la cita de San Mamés ha subido enteros. Quieren ganar el título de Liga lo antes posible. Podría ser una inyección de moral importante para la ‘misión imposible’ de la vuelta europea en el Camp Nou. Pero la plantilla recuerda que no será nada sencillo.

vía Alexis advierte que «para ganar en San Mamés hay que estar al 100%».