Marcelo Bielsa es un tipo sincero. El técnico rosarino suele huir de la palabrería barata y no le gusta alegrar los oídos ajenos con apreciaciones bien envueltas.

Cuestionado por su visión de lo que es San Mamés en sus últimos días de vida, Bielsa ha vueltao a incididir en la dificultad de «expresarme con sinceridad y que no se confunda con demagogia».

vía «San Mamés es una caja que contiene todo el sentimiento Athletic con una repercusión infinita».