Los números quizá traicionan a Ander Herrera. El bilbaino ha asumido esta campaña un riesgo añadido. Se ha convertido en un jugador al que no pierden la vista los colegiados, hasta el punto de que el centrocampista del Athletic, un futbolista con mucho talento técnico, asoma con un ingrato historial administrativo, ya que en los 25 encuentros de Liga en los que ha comparecido ha sido amonestado con doce amarillas, además de una roja directa, la que vio en Mestalla en el encuentro de la primera vuelta ante el Valencia

vía El riesgo de Ander Herrera. Deia. Noticias de Bizkaia...