La hora de la verdad. El Athletic encara la recta final de la Liga con los deberes aún pendientes. A falta de cinco jornadas, el conjunto rojiblanco ha visto reducido su colchón con el descenso a los siete puntos. Una tranquilidad, en forma de permanencia, que no llega y que Aritz Aduriz espera certificar en los tres próximos duelos, con choques contra el Celta (viernes, 21 horas), Mallorca y Zaragoza, escuadras que ocupan la zona caliente de la tabla. «Tenemos una oportunidad bonita para quitarle tensión a los últimos partidos. Quedan cinco y las cosas se van a decidir en estos tres».

vía La importancia «moral» de un punto – Athletic Club de Bilbao.