El estadio de Balaídos es un campo propicio, al menos en los últimos años para el Athletic. El conjunto rojiblanco es además en uno de los estadios en los que se siente arropado por su afición. Tanto Riazor como Balaídos suelen congregar a bastantes aficionados del Athletic. Sin embargo, esta temporada ese número disminuirá al haber colocado el encuentro en viernes.

vía Una década sin caer derrotados en Balaídos ante el Celta.