El Athletic, por insistir que no quede, sigue sin acabar los deberes. A falta de cinco jornadas para la conclusión de la Liga, la permanencia en Primera no está asegurada. El calendario inminente incluye además tres enfrentamientos consecutivos frente a los otros tantos rivales que figuran en el vagón de cola. Más madera.

vía Como en Riazor, pero sin perdonar tanto.