El detalle de la plantilla rojiblanca es emotivo y elogiable en una fecha tan señalada como es el día de las amatxus, a las que los jugadores homenajearon con la aparición de su segundo apellido en sus respectivas camisetas. Sin embargo, el desenlace del partido de Balaídos se resume con un sonoro Ai, ama!, por aquello del sinfín de lamentaciones que produjo en el entorno la suma de un punto que se quedó cortísimo a tenor de los méritos contraídos por los de Marcelo Bielsa, que, por cierto, tomó una decisión como poco extraña y no entendible para la mayoría de los mortales, como fue la sustitución a los 59 minutos de Ander Iturraspe, cuando se trataba de uno de los leones más entonados hasta ese momento.

vía Ai, ama! . Deia. Noticias de Bizkaia...