El posible fichaje de Beñat Etxebarria va a camino de convertirse en un culebrón para el Athletic de Bilbao. En Ibaigane saben que están ante la oportunidad de incorporar un jugador de primer nivel, pero no quieren acercarse a las cifras económicas que maneja el Betis.  El conjunto andaluz, consciente de que el centrocampista acaba contrato en 2014, quiere venderlo ya, y por eso ha iniciado conversaciones con el Wolfsburgo, que se acercaría a los 10 millones de euros.

El Athletic quiere al jugador, pero no desea pagar tanto, así que incluir futbolistas en la operación es una de las opciones que se barajan. Según publica El Desmarque de Bizkaia, Iago Herrerín, actual portero del Numancia, interesa a los verdiblancos, muy necesitados de porteros una vez confirmadas las bajas de Casto y Fabricio, además de la probable de Adrián.

En el Betis no verían con malos ojos la incorporación de Herrerín, que este verano retornará a Lezama, e incluso estaría dispuesto a negociar algún nombre más, después de las positivas experiencias que ha tenido con la cantera vizcaína en los últimos tiempos.