Por mucho que la permanencia se atisbe, que casi se toque con los dedos, la salvación no está certificada. Un triunfo sabatino ante el Mallorca sería casi poner muro a las lamentaciones insistentes de esta temporada para respirar con tranquilidad. Los 41 puntos que se sumarían de ganar a los bermellones dan la sensación de que darían certificado para el alivio.

vía Un mayo de cara para el Athletic.