Marcelo Bielsa no ha necesitado ni un día para escenificar quiénes quiere que certifiquen la práctica salvación este sábado ante el Mallorca. Y el sacrificado es Ander Iturraspe. O es lo que se deduce del intenso entrenamiento de ayer en Lezama y de quienes luego participaron por la tarde en el amistoso en Portugalete. El de Abadiño, cambiado en el último partido quizá para dar más movilidad a la pelota por la zona interior resituando allí a Muniain, parecía haber cogido el tono de juego en los últimos encuentros, pero el regreso de Herrera tras el partido de sanción parece haberle taponado de manera definitiva todos los huecos en el once.

vía Iturraspe será el sacrificado – GARA.