El portero del Athletic  Gorka Iraizoz no ve la visita del Mallorca mañana a San Mamés como una «final», aunque sí considera este encuentro como «muy importante» para lograr la permanencia ya que abriría una distancia inalcanzable para su rival y también para el Celta.

«Para nosotros es un momento muy importante para abrir esa brecha definitiva con el Mallorca y dar un pasito más hacia adelante», ha señalado Iraizoz en la sala de prensa de Lezama después del último entrenamiento previo al encuentro

vía «Tenemos que llenar San Mamés de energía positiva». Deia. Noticias de Bizkaia...