LAS cosas del fútbol son así. Después de toda la temporada siendo el rojiblanco menos popular en San Mamés, sobre todo para el sector del fondo Norte, el destino convirtió a Fernando Llorente en el salvador del Athletic. El equipo y la afición que el riojano ha preferido cambiar por la Juventus continuarán un año más en Primera, y ayer, por unos momentos, toda La Catedral se olvidó de la mar de fondo generada durante todo el curso en torno a la figura del 9. Los goles a favor no se discuten. Al menos por estos lares. Sobre todo cuando sirven para sentenciar un encuentro destinado a certificar la permanencia. Un partido que, sin hacer nada del otro mundo, se puso de cara desde el primer momento para los hombres de Bielsa, que contra diez jugadores, cuando se supone que tenían que haber tocado y dominado, dieron su peor versión.

vía El gol no se discute . Deia. Noticias de Bizkaia...