Carlos Gurpegi, defensa del Athletic, ha sido muy crítico a la hora de valorar la imagen mostrada por el equipo ante el Mallorca, a pesar de haber logrado la victoria de la tranquilidad. “Ha sido un partido duro, inexplicable y decepcionante”, describe.

El capitán señala que “veníamos de una buena línea de juego sin conseguir resultados y, con todo de cara, 1-0, un penalti y contra diez, han llegado los nervios y no hemos sabido leer el partido. Aunque hayamos ganado, el sabor es agridulce”.

La única explicación que se le ocurre es la alta tensión del duelo. “Cuando lo tienes ahí no quieres que se te escape y empiezas a hace todo al revés de lo que hay que hacer. Si hubiéramos mantenido la posesión, habríamos abierto especios y llegado mucho mejor, pero no hemos estado bien ahí y nos ha costado muchísimo”, sostiene.

Lamenta el desarrollo del encuentro, sobre todo porque “para todos habría sido la confirmación de lo que veníamos haciendo”, pero ya toca pensar en el Zaragoza. “Tenemos una cuenta pendiente con la gente y ojalá seamos capaces de terminar bien la temporada”, desea, pese a la consecución de la salvación virtual a falta de tres jornadas.

vía Gurpegi considera “inexplicable y decepcionante” el juego ante el Mallorca.