¡Meté un cambio! ¿Se te rompió la caja?, que dirían en Argentina. Qué falta de ritmo, de precisión, de acierto, de saber estar, de todo. Pésimo partido, pésimo Athletic, pésimo arbitraje… ¿Algo positivo en San Mamés? Tic, tac, tic, tac… ¡Ah sí! La casi salvación del equipo, que probablemente a estas alturas no es poco, pero como que de esta forma escuece y bastante. Porque ni alcanzar esos ansiados y raquíticos 41 puntos hace olvidar el tostonazo de encuentro vivido ayer, con un equipo rojiblanco desconocido, desacertado, sin poso, fallón, que no supo leer el choque en ningún momento, que no supo ya no rematar al rival con el marcador en franquicia sino ni siquiera demostrar la superioridad numérica que tuvo durante setenta minutos de partido. Y todo para terminar pidiendo la hora. Salvados sí, pero como para un programa del Jordi Evolé que desentrañe tanto interrogante.

vía Salvados… y gracias – GARA.