MISIÓN cumplida. Una sentencia rotunda y real. El Athletic se quitó una losa que le pesaba mil demonios con un triunfo ante el Mallorca, el colista, que le asegura la permanencia de forma virtual, en un encuentro de pobrísima calidad y en el que valió la pegada de los rojiblancos. Clave fue el segundo gol, en una asistencia de Markel Susaeta, que fue más listo que la zaga balear. El interior puso algo de intención en el segundo acto dentro de las pobres prestaciones del colectivo.

vía Susaeta y una aparición. Deia. Noticias de Bizkaia...