«El Mallorca se ha quedado con diez desde el principio, pero no se ha notado, no hemos sabido encontrar a ese hombre libre que teníamos sobre el campo». Son palabras del análisis realizado por Borja Ekiza a la salida de San Mamés tras imponerse por un ajustado 2-1 al Mallorca. Los leones sufrieron, y mucho, para derrotar a un rival en inferioridad numérica desde el minuto 23 por la segunda amarilla de Fontàs en el penalti que, para colmo, desperdició Aduriz.

vía Superioridades poco rentables para los leones.