De la margarita sobre quién será el inquilino del banquillo del nuevo San Mamés la próxima temporada comienzan a desgajarse ya algunos pétalos. Decía Lukas Podolski, el delantero alemán, que «el fútbol es como el ajedrez, pero sin dados». Y esa partida de ajedrez, sin dados, ha presenciado ya los primeros movimientos de piezas. Veremos en estas semanas si la razón habrá que dársela a otro teutón, Franz Beckenbauer, cuando sentenció que «el fútbol no es ajedrez, se juega con los codos de vez en cuando».

vía La pelota de Bielsa está en el tejado de Urrutia – GARA.