BILBAO. A menos de un mes de que las excavadoras empiecen a convertir el viejo San Mamés en un amasijo de escombros, los incondicionales del arco pueden estar tranquilos. El símbolo de La Catedral, desde que hace más de medio siglo viera la luz la Tribuna Principal, no será convertido en chatarra. Así lo adelantó ayer el presidente del Athletic, Josu Urrutia. Según indicó el mandatario rojiblanco, la sociedad San Mames Barria, que engloba a todas las instituciones impulsoras del nuevo campo, ha destinado una partida económica para desmontar este ingenio arquitectónico, que vio la luz para suprimir las vigas de la grada, pero que con el paso de los años es un referente tanto del club como de la misma ciudad.

Una vez desmontado, las piezas del arco serán guardadas hasta conocer el uso final que se le da, tema sobre el que hay varias propuestas, pero que el presidente del Athletic no entró a valorar. Desde hace varios meses, al albur de la iniciativa de la Peña Deusto -que lleva más de 20.000 firmas para solicitar que este símbolo de San Mamés se mantenga con vida-, varios municipios vizcainos han planteado la posibilidad de acoger el arco, reutilizándolo como mobiliario urbano o como simple elemento decorativo.

vía El arco no acabará como chatarra. Deia. Noticias de Bizkaia...