Acaba la temporada, una temporada demasiado convulsa. Nada bueno podía traer tanto ruido en el inicio del curso y durante el mismo. Así ha sido, temporada mala, muy mala. Temporada para no olvidar, y digo bien, para no olvidar. Hay que tener bien claro en la mente lo que ha pasado y lo que puede pasar si nos volvemos un club más de la Liga, un club, el nuestro, que ahora mismo es bien diferente en casi todo al resto.

Los jugadores sin sentimiento ni arraigo no nos valen, la filosofía es clara y hay que mantenerla. Ahora bien, vamos a la cuestión. Primera pregunta: ¿Es responsabilidad de Bielsa el fracaso absoluto de esta temporada? La respuesta, a mi parecer, es `Sí’. Es responsable, dado que ostenta el cargo de entrenador del primer equipo. Segunda cuestión, que para mí es la importante en este debate: ¿Es Bielsa la causa de esta decepcionante temporada? ¿Es él el problema? En mi humilde opinión, `No’.

Si hacemos uso de la cabeza, si analizamos de forma metódica y a conciencia, sin dejarnos llevar por el corazón, los parámetros que se dan en una temporada, en este caso en dos, los dos años de Marcelo Bielsa al frente del equipo, el resultado que me da a mí es que merece un tercer año. ¿Por qué?

vía Tica, tac, toca decidir: Bielsa, sí o no – GARA.