BILBAO. El Athletic afronta en La Romareda el enésimo cruce con un equipo implicado en la parte baja de la tabla, lo que anuncia un partido donde «el afán, el deseo y la intensidad se apoderan de todo», según apreciación de Marcelo Bielsa, quien confía en que el mal trago vivido hace una semana en San Mamés haya servido de lección para los suyos: «Contra el Mallorca deberíamos haber estado más sueltos porque eso presupone una mejor prestación del equipo. La intranquilidad no nos permitió actuar de acuerdo a la dificultad que teníamos que resolver, esperamos que eso que pasó con el Mallorca nos haya enseñado a cómo evitarlo».

vía A por todas en La Romareda. Deia. Noticias de Bizkaia...