Surrealismo y gracias. Y para colmo, el vilipendiado, el abucheado y silbado, el `traidor’, el que mordió la mano de quien le daba de comer, el que dirá adiós en algo más de un mes, le dio el golito de la salvación a un lastimero Athletic ayer, que luego Ibai Gómez rubricó con un golazo. Cómo sintetizar una temporada en la que tenga que ser Fernando Llorente el jugador que en los dos últimos partidos le da la tranquilidad al equipo y de paso acorte el tiempo de espera de la llamada, o no, del presidente Josu Urrutia a Marcelo Bielsa para ofrecer, o no, la renovación un año más.

vía Adiós al sufrimiento… con sufrimiento – GARA.