El Athletic podía saltar al césped de La Romareda con la permanencia ya en el bolsillo. Para lograrlo, necesitaba que el Deportivo no ganase al Espanyol en el partido que comenzaba dos horas antes. Y lo tuvo hecho durante casi una hora. Aunque, al final, los de A Coruña acabaron derrotando a los pericos. Como consecuencia de ello, los leones tenía que sumar un punto ante un Zaragoza que inició el choque en puestos de descenso. Los bilbaínos empezaron salvados durante un cuarto de hora hasta el gol de Postiga.

El encuentro presentaba varios protagonistas en el once del conjunto rojiblanco. De Marcos cumplía su partido número cien en Liga. Herrera se enfrentaba a su exequipo en la que fue su casa. Y Ramalho disfrutaba de una de las pocas ocasiones de reivindicarse en el lateral derecho con la ausencia del sancionado Iraola. Antes de acabar la primera parte ya calentaban Llorente e Ibai, que relevaron justo tras el descanso a Aduriz y Aurtenetxe.

vía El arte de la salvación.