Sólo hacía falta un punto. El punto de inflexión. El punto que sirve de frontera entre el hoy y el mañana. Es la llave para analizar esta temporada que vivimos y empezar a planificar la que viene. Es el pistoletazo de salida, para los rectores del Athletic, para empezar a actuar, o eso por lo menos es que lo nos ha dicho el presidente de la entidad Josu Urrutia en su última comparecencia ante los medios de comunicación. Conseguir ese preciado botín es el objetivo de un equipo irregular como el de Marcelo Bielsa, y con su logro se abre la puerta al trabajo de despachos para confeccionar un grupo que nos haga olvidar este año deportivo que no acabamos de terminar de vivir. Por si acaso, han llegado tres. Mejor que mejor.

Evidentemente nadie se cree que un club como el nuestro no tenga perfiladas sus pautas de trabajo de cara al año que viene, pero como estrategia de comunicación no deja de ser brillante convocar la rueda de prensa periódica del presidente en la semana anterior a la consecución de esa permanencia. A partir de ahí ninguna premura para afrontar el encuentro con los molestos medios y sus cuestiones. Bien pero extraño. Igual mejor esperar una semana más, o dos, o tres para analizar la actualidad de una institución que importa, y mucho, en el entorno donde se ubica. A estas alturas no hace falta explicar las razones.

vía El punto del cambio | elathleticclub.com.