Las opciones de que el Athletic acceda a la Europa League son remotas. Depende de muchas variables. Algunas en manos propias y la mayoría ajenas. Pero en el año de la despedida de San Mamés, con todos los sinsabores acumulados a nivel deportivo y extradeportivo, no se puede descartar el destello de un último milagro. O más de uno. Porque el primero sería que la UEFA mantenga la sanción al Málaga. Algo que tampoco parece tan improbable, puesto que la resolución del Comité Financiero de Clubes de este miércoles solo levanta el veto europeo para el segundo año. En la 2013-14 se mantendría el castigo. Solo el TAS, que se pronunciará a primeros de junio, puede cambiarlo.

La primera condición indispensable, siempre que no cambie nada en los despachos, es que los leones sumen un mínimo de cuatro puntos en las dos últimas jornadas. Aunque para que las posibilidades sean reales debería ganar tanto al Levante en La Catedral como al Rayo en Vallecas. A partir de ahí, le quedaría esperar que el Espanyol saque un máximo de cuatro puntos y que Sevilla y Getafe no ganen. Su tope sería de dos empates.

La ecuación puede parecer altamente improbable, pero si se analizan los últimos resultados de los cuatro equipos aspirantes al premio de la novena plaza -dado que el Rayo no ha conseguido la licencia UEFA por no cumplir los requisitos económicos exigidos por el organismo- no es del todo imposible.

vía El Athletic, más en forma que sus tres ‘obstáculos’ en el sprint por Europa.