BILBAO. La sociedad propietaria del nuevo San Mamés ha dado marcha atrás y prescindirá de una de las infraestructuras destinadas a generar ingresos atípicos para el Athletic. Se trata de las denominadas cortinas LED de última generación, tres pantallas gigantes que Idom, la ingeniería responsable del proyecto del campo, tenía previsto instalar en el fachada exterior y cuyas obras fueron sacadas a licitación el pasado febrero, tal como adelantó DEIA, con un coste que se elevaba a los 3,3 millones de euros.

vía San Mames Barria rectifica y no instalará pantallas gigantes. Deia. Noticias de Bizkaia...