Ander Iturraspe, centrocampista del Athletic, cumplirá este domingo ante el Levante 100 partidos en Liga. En una temporada plagada de altibajos en el plano individual, esta estadística supone el mejor broche final tras haber logrado reforzar la confianza de Marcelo Bielsa para el puesto de volante defensivo.

El pivote de Abadiño dio el salto al primer equipo de la mano de Caparrós, pero sus apariciones con el utrerano fueron puntuales. Prefería apostar por la fiabilidad de centrocampistas más veteranos. Pero su capacidad recuperadora y su buen criterio a la hora de dar salida a la pelota enseguida le proporcionaron una oportunidad con la llegada de Bielsa, que vio en el vizcaíno la pieza perfecta para completar la maquinaria que elaboraría el fútbol preciosista que enamoró en toda Europa.

El centro del campo formado por Iturraspe, Herrera y De Marcos era intocable para el de Rosario. Pero a lo largo de la campaña que está a punto de terminar, solo dos componentes de este trío han mantenido han mantenido su condición de indiscutibles. Con el de Abadiño disponible, Bielsa ha optado en más de una ocasión por San José o Gurpegi en su puesto. Su prematuro cambio ante el Betis en San Mamés, a los 23 de minutos de juego, también le cuestionó en cierta medida.

vía Iturraspe llega a cien en un curso lleno de curvas.