LEZAMA. Las ruedas de prensa que le quedan a Marcelo Bielsa de aquí a final de temporada tienen todos los visos de convertirse en un interrogatorio sobre su futuro en el banquillo del Athletic. Un monotema que no gusta al entrenador rosarino. Lo dejó patente ayer ante los periodistas que se dieron cita en Lezama. Después de sincerarse al abordar sus sensaciones en las puertas del último encuentro oficial en San Mamés, el técnico rojiblanco evitó volver a entrar en detalles sobre su posible renovación o despedida del club a partir del 30 de junio. Una cuestión sobre la que confirmó que todavía no ha hablado con el presidente Josu Urrutia, aunque el Loco -interpelado en tres ocasiones por lo mismo- no quiso ahondar más en el tema al no considerarlo “conveniente”.

vía “No pregunten más sobre el tema”. Deia. Noticias de Bizkaia...