El Athletic se despidió del viejo San Mamés con una histórica derrota ante el Levante (0-1). A los rojiblancos les quedaba la fundada posibilidad de seguir aspirando a entrar en Europa hasta la última jornada del campeonato.Todo pasaba por derrotar a un rival que llegaba a Bilbao con los deberes hechos y sin buena parte de sus titulares habituales. No parecía mucho pedir para tan señalada efemérides.

Los leones, sin embargo, sucumbieron en el intento de manera estrepitosa. Querer quisieron, pero poder no pudieron. La división que se palpó en las gradas en torno al tema del entrenador y de Llorente pasó factura.

Bielsa afrontó este último envite liguero en casa con un solo cambio respecto al once titular de una semana antes en La Romadera. Iraola, una vez cumplida su sanción, regresó a su puesto en detrimento de Jonás, quien pese a jugar el sábado en Valencia con el filial, ocupó plaza en el banquillo. La alineación del Levante resultó mucho más irreconocible.

vía 0-1: Adiós al viejo San Mamés con una amarga derrota.