Hoy dice adiós de manera oficial historia viva de nuestro fútbol. El Athletic de Bilbao-Levante será el último partido de competición que acoja el mítico estadio de San Mamés. A partir de la próxima temporada, ese espacio que ha albergado tantos y tantos encuentros, que ha visto pasar a los mejores jugadores del mundo, quedará reducido a cenizas. En la mente y en la retina de todos quedarán los infinitos recuerdos que deja un escenario único, querido y admirado a partes igual por locales y visitantes, lo cual le ha valido el sobrenombre de ‘La Catedral’, quedando como uno de los grandes templos de la historia del fútbol español.

Atrás quedan ya títulos de Liga, finales de Copa del Rey, finales europeas y hasta un Mundial (el de España 82). A partir de ahora, el contiguo Nuevo San Mamés será quien se encargue de acomodar al Athletic, a su fiel afición y a todos aquellos que quieran rendir visita a la capital del Bocho para disfrutar del balompié. Todos serán bien recibidos, pero ya no será lo mismo. «El sonido de San Mamés es y será único, nada lo podrá igualar», comenta a El Confidencial José María Amorrortu, exjugador y entrenador y ahora director deportivo del equipo bilbaíno. «Seguro que la modernidad del nuevo estadio tendrá cosas buenas, pero la atmósfera que crea San Mamés no admite comparación», añade.

vía «El sonido de San Mamés es algo único, nada lo podrá igualar» – elConfidencial.com.