Fue pitar Teixiera Vitienes II el final del nefasto Athletic-Levante (0-1) y la congoja se apoderó de las 40.000 personas que han tenido la suerte de vivir el partido oficial 1.838 y último de los leones en San Mamés. 100 segundos de aplausos, conmemorando 100 años de vida que mezclaban el amor y el agradecimiento a ese algo más que un marco arquitectónico que es esta caja de resonancia.

Saltaban al césped los componentes de las categorías inferiores y todos los de la institución, desde el femenino al último alevín para ofrecerán un ‘simbólico cobijo’ a los capitanes de Athletic y Levante. Así, Gurpegui e Iborra acompañados por el jugador más joven de la cantera rojiblanca, depositaban en el centro del terreno el balón del último partido y un ramo de flores. La Catedral era un rugido y un clamor: ‘Athletic, Athletic…’.

vía Los 100 segundos más sentidos en San Mamés.