l Athletic ha sido incapaz de marcar un solo gol en la despedida oficial de San Mamés, y dice adiós a sus opciones europeas. Los de Bielsa han sufrido dos postes y la expulsión de Muniain en una tarde mucho más emotiva que brillante, fiel reflejo del mal año vivído. El pitado, hoy más que nunca, Fernando Llorente quedará como el último goleador rojiblanco en la Catedral, ya que hoy solo marcó el levantino Juanlu.

La emoción y la congoja por los 100 segundos de despedida del templo rojiblanco valen más que todo lo visto este domingo en el apartado futbolístico en San Mamés. Está claro que el Athletic ha tenido un mal año en casa y ni siquiera el último día, y peleando por la carambola europea, ha sido capaz de darle un buen homenaje al recinto iluminado por los Zarra, Sarabia, Guerrero y demás estrellas del firmamento zurigorri.

La expulsión de Muniain, la pitada a Llorente, el 0-1 en el 90′ o los dos postes del Levante han sido los exponentes de una temporada para olvidar a la que aún le queda una jornada a disputar en Vallecas. Los cánticos del fondo norte de ‘Bielsa quédate’ abren el frente del banquillo ante la certeza de que la junta directiva de Josu Urrutia no parece tener al técnico argentino como primera opción de futuro.

vía Solo la afición rugió en el adiós a San Mamés (0-1).