Los sentimientos pesarán mucho más que el aspecto deportivo esta tarde en la cita ante el Levante. La disputa del último partido de Liga en San Mamés antes de su demolición -que se producirá a partir del 6 de junio- ha levantado una innumerable cascada de sensaciones relacionadas con un campo con cien años de historia, el más auténtico de la Liga, la denominada Catedral del fútbol.

Las colas que protagonizaron los socios barria el viernes y ayer el público en general hacían presagiar un lleno absoluto, algo que finalmente se producirá. Todavía quedará por delante el encuentro de vuelta del Bilbao Athletic contra el Levante B el 2 de junio, correspondiente al playoff de ascenso a Segunda, y la despedida ante una selección de Bizkaia capitaneada por Iñaki Sáez y Txetxu Rojo, pero hoy el primer equipo disputa su último partido de competición en Bilbao y eso es algo para vivirlo en directo.

vía Un triunfo para prolongar una semana más el sueño europeo.