El debate sobre el entrenador continúa en el entorno rojiblanco. Urrutia ha querido pulsar la opinión de sus directivos y de la dirección deportiva de Lezama (Amorrortu y Larrazabal) para obrar en consecuencia. El presidente debe decidir ahora si presenta o no una oferta de renovación a Bielsa.

Sobra decir que el tema no quedaría finiquitado ahí, puesto que el técnico argentino debería pronunciarse luego al respecto. Hablamos, por tanto, de pura hipótesis. Demasiado embrollo para un asunto de tanto calado para el futuro deportivo del primer equipo.

Puestos a incidir en el tema habría que pasar a un nuevo escenario caso de que la opción Bielsa no fructifique por uno u otro motivo. Valverde y Ziganda salen a escena en este nuevo supuesto. Al gasteiztarra le ha ofrecido la renovación el Valencia, pero hasta el domingo no piensa pronunciarse al respecto. Puede que entrar en Champions condicione su decisión al respecto.

El tercer vértice de este triángulo también tiene nombre propio. La labor de Cuco al frente del Bilbao Athletic ahí está. El navarro conoce bien la casa, cuenta con experiencia en Primera y, sobre todo, tiene hambre de fútbol.

Raro será que la decisión final a este respecto se produzca antes del último partido de San Mamés. Urgencia alguna al respecto no existe, pero a nadie se le escapa que cuanto más se prolongue la incertidumbre, peor. Bielsa es mucho Bielsa.

Al técnico argentino, como quedó reflejado el pasado domingo en La Catedral, le apoya parte de la afición. Su labor en estos dos años ahí está. Los resultados, también. El debate continúa

vía El debate continúa.