«El mundo del fútbol cada vez se parece menos al aficionado y más al empresario, que lo trata solo en función de la productividad» (Marcelo Bielsa)