Bielsa radiografía al milímetro cada partido del Athletic. Cada análisis lleva su propia opinión, la de su cuerpo técnico y también lee lo que dicen los “especialistas”. Todo ello para no equivocarse en las conclusiones, tal y como explicó. Y ‘chuleta’ en mano, se mostró dolido con una serie de adjetivos que vio en crónicas del último choque con el Levante. El argentino defendió una vez más que hicieron merecimientos de sobra para obtener la victoria. Ofreció una larga argumentación.

El técnico de Rosario leyó los calificativos que tenía resumidos en un papel. “Paupérrimo, frío, gris, flojo, impotente…”. De todos los que recopiló solamente hay dos con los que coincidía: “Falto de inspiración e impreciso”. Sin embargo, hizo ver cierta contradicción en el hecho de que esas mismas crónicas de laceración del juego admitían que “la derrota era injusta”.

vía “Lo importante no es la posesión, sino la llegada”.