Acostumbrado a jugar con asiduidad, tanto a las órdenes de Caparrós como en la primera temporada con Bielsa, Gaizka Toquero (Gasteiz, 1984) se ha visto relegado a la suplencia de manera permanente en la campaña que ahora termina. Se lo toma con filosofía, en la confianza de que revertirá esta situación, y mientras agradece el apoyo que ha recibido de la afición y del club

vía «En el banquillo sientes impotencia muy a menudo». Deia. Noticias de Bizkaia...