Quedan pocas personas que los recuerden con nitidez». Con esa descripción llena de nostalgia, el sitio web del humilde Erandio Club describe los «tiempos de gloria» de la institución. Y no extraña que sean pocas las personas que los recuerden con nitidez: había que estar en los alrededores de la ciudad que le da el nombre al equipo, en los primeros años de la década del 30, cuando se quedaron con la corona del Campeonato Nacional de Aficionados.

Pero lo que más enorgullece a la modesta historia de este pequeño club del País Vasco, que acaba de ascender a algo así como la quinta división de España, son los jugadores que ha aportado al profesionalismo. Y entre ellos aparece Higinio Ortúzar Santamaría. Nacido el 10 de junio de 1915 en Santiago, este volante «de muy buenos desplazos», pero «algo rudimentario» con la pelota en los pies, se las arregló para levantar tres títulos de la Liga y una Copa del Rey. De paso, se transformó en el primer chileno en jugar en el fútbol profesional español.

vía Athletic, la casa del primer chileno que jugó en España | Deportes | La Tercera Edición Impresa.