Gorka Iraizoz, portero del Athletic, ha analizado los dos goles encajados en el cierre de la Liga ante el Rayo. En el primero se quedaba a media salida y en el segundo, la pelota se le escapaba de las manos y pegaba en la cabeza de Piti con la mala fortuna de colarse en las mallas.

«Son jugadas difíciles y desafortunadas, sobre todo la segunda. El árbitro puede pitar falta o no, ha decidido que no y lo aceptaré como un error mío. Lo veré, lo analizaré, pero sin darle muchas más vueltas», sostiene.

Hubo algo que le dejó «más decepcionado» que lo sucedido en el juego. Se trata de la «actitud» de Muñiz Fernández. «Yo no le he faltado al respeto, y él a mí me lo ha faltado cuando me ha amonestado. Eso es algo que los árbitros no pueden permitir», protesta.

vía Iraizoz, «decepcionado» con Muñiz porque «me ha faltado al respeto».