Jugó en San Mamés con tres equipos diferentes, y de esos partidos tiene recuerdos «muy bonitos de un estadio con un aire más inglés y un ambiente especial». Luis Enrique, futbolista del Sporting, Real Madrid y Barcelona, tuvo un estreno inmejorable en La Catedral. «Aquel partido, con Ciriaco Cano en el banquillo del Sporting, marqué dos goles que sirvieron para darle la vuelta al partido y ganar 1-2, pese a que fue un resultado injusto», admite.

Fue el 24 de febrero de 1991, y después hubo tiempo para jugar grandes duelos con el Real Madrid y con el Barça, en los que el asturiano admite que fueron muy diferentes a los disputados con el Sporting. «Se palpaba menos la rivalidad. Con el Barcelona y, sobre todo con el Real Madrid, se apreciaba mucho más la tensión en el ambiente, pero debo decir que siempre discurrió por los canales lógicos».

Luis Enrique, ahora entrenador, ha visitado un gran número de campos, y explica que «lo que creo que diferencia a San Mamés, y también al Athletic, es esa sensación de pertenecer a un club con una identidad única, que compite contra todos, con sus propias armas y que hace que la comunión entre jugadores y afición vaya un paso más allá».

El asturiano admite que «me encantaba jugar en cualquier campo lleno, pero hacerlo en los más emblemáticos más», y está seguro que el cambio de escenario no va a ir en contra del Athletic. «San Mamés va a mutar al nuevo y va a estar tan cerca que el espíritu del nuevo va a ser doblemente impactante. He podido ver algunas fotos y será espectacular».

vía Luis Enrique: «El nuevo campo será espectacular» – Athletic Club de Bilbao.