Muchos seguro que no pudieron conciliar el sueño. Ayer, todavía seguían en una nube, sobre todo los que tuvieron la inmensa fortuna de despedir en vivo y en directo a San Mamés. Una despedida por la que el club de Ibaigane ha recibido mayoritariamente parabienes, un adiós que no defraudó. «El Athletic es cojonudo, Iribar es uno más, los cojonudos de verdad son el Athletic, San Mamés y su afición», fueron las sentidas palabras pronunciadas por el otro gran protagonista de la inolvidable noche, el Chopo Iribar. «El reconocimiento a un jugador que deja tanta huella en una ciudad, eso es la hostia», asentía el vizcaino del Granada, Mikel Rico.

vía Resacón en San Mamés – GARA.