Ziganda ofrece una rueda de prensa en Lezama.

José Ángel Ziganda, entrenador del Bilbao Athletic, se toma el cruce del playoff de ascenso a Segunda ante el Huracán como «una semifinal». «Estamos a un pasito de la última eliminatoria, el equipo tiene una motivación y excitación tremendas», expresa el míster.

Considera a los valencianos un rival «duro». «No tiene mucha historia, es un equipo joven, pero sabemos sus números, los jugadores que tiene, el presupuesto y la apuesta tan fuerte que han hecho. Han sacado 80 puntos, igualados con el primero, y solo han perdido dos partidos», subraya el técnico navarro, antes de añadir que «les hemos visto jugar y es equipo de nivel».

Los cachorros jugarán el primer partido como locales, pero en Las Llanas. «Nos hubiera gustado jugar en Lezama, pero no ha podido ser por temas ajenos al equipo. Espero que el domingo Las Llanas sea rojiblanco y que pueda ser un día de fiesta, de fútbol, en un campo con tanta historia. A ver si podemos ofrecer un partido bonito, emotivo y positivo para nosotros», desea.

En cuanto a la vuelta, lo más destacado es que jugarán en hierba artificial y de reducidas dimensiones, algo que Ziganda no cree que «beneficie en exceso» a su rival más allá de que están «acostumbrados» al terreno. Piensa que «sus jugadores se desenvuelven mejor en campos amplios, donde se pueda jugar bien, porque allí solo se puede jugar de una manera». Aunque el Huracán domina varias, por eso también se ha mostrado intratable a domicilio.

vía Ziganda : «El Huracán concede muy poco, hay que hilar muy fino».