El pasado domingo, en Lezama, ante unos 2.500 espectadores, los chavales del juvenil rojiblanco dieron un repaso al Barcelona, una manita de goles que ilusionó a los asistentes por los mimbres con los que la cantera bilbaina se está forjando, con camadas de chavales tan alentadoras como las de los años 95 o 97. El fruto de años previos de trabajo, de dedicación, de devoción, a cargo de técnicos anónimos y personal desconocido que consiguen llevar a la cima a prometedores jugadores como Ruiz de Galarreta, Ramalho u otros. Las bambalinas de Lezama. Los que están detrás de los focos mediáticos.

vía Ziganda, nuevo director deportivo, y Larrazabal dirigirá al Bilbao Athletic – GARA.