Bilbao, 8 jun (EFE).- La marcha de Marcelo Bielsa del Athletic Club, anunciada ayer por el presidente de la entidad rojiblanca, Josu Urrutia, pone fin a una etapa de dos años de claroscuros, brillante el primero y el tortuoso el último de ellos, que sin duda dejarán una huella imborrable en Bilbao.

Las dos finales disputadas el pasado año, la de la Liga Europa y la de Copa del Rey, o el memorable partido en Old Trafford, el punto culminante de este intenso ciclo, quedarán para siempre en el recuerdo de una afición que ha idolatrado al argentino brindándole su apoyo hasta el último día.

Los cánticos de ‘Bielsa, quédate’ o ‘A lo loco se vive mejor’ que le dedicó San Mamés el pasado miércoles en la despedida de ‘La Catedral’ dejaron patente que el rosarino ha calado hondo entre los seguidores bilbaínos, que han valorado su labor más allá de unos resultados que este año han estado muy lejos de ser los esperados.

El exhaustivo conocimiento de la plantilla que mostró en aquella videoconferencia en la que fue presentado por el todavía candidato Urrutia unas horas antes de ganar las elecciones ofreció las primeras pinceladas de la metódica y exigente hasta el límite manera de trabajar del rosarino.

vía Bielsa, dos años de claroscuros que dejan una huella imborrable en Bilbao :: LigaBBVA.com – Página oficial de la mejor liga de fútbol del mundo, la liga BBVA. :: Athletic de Bilbao.