SESTAO. Ziganda avisó varias veces antes del partido de que el Huracán era un duro rival, y los levantinos lo demostraron ayer con creces en Las Llanas. Un conjunto muy duro, peligroso de la línea de tres cuartos en adelante, trabajador e incansable en la zona medular y, por último, incluso lento, pero tremendamente corpulento y sin contemplaciones en su retaguardia. En conclusión, un conjunto muy sólido. Con estos ingredientes será complicado hacerles frente la semana que viene en un campo muy reducido, en la localidad valenciana de Manises, donde albergará como máximo a un millar de fervientes espectadores. Será complicado. Montarán un verdadero fortín, como lo fue ante el Lucena en la primera eliminatoria.

vía El Bilbao Athletic se queda corto . Deia. Noticias de Bizkaia...