El Bilbao Athletic cumplió su objetivo y viajará a Manises con ventaja. Pero la sensación de que dejó escapar una gran oportunidad para dejar la eliminatoria prácticamente sentenciada, tras fallar un penalti y jugar en superioridad numérica durante media hora, agría un tanto el dulzor de su renta.

El partido, desde luego, no pudo empezar mejor. En su primera aproximación, una falta lateral, los cachorros se adelantaron al elevarse Guillermo por encima de sus oponentes para alojar el balón en el fondo de la red. El gol, además, fue una losa para los valencianos, que lejos de reaccionar, acusaron duramente el golpe recibido. Durante más de media hora, el Huracán hizo poco más que defenderse ante un anfitrión más efectista que efectivo, pero cuya renta no parecía correr peligro.

vía Lo que pudo haber sido resta satisfacción a la ventaja rojiblanca en Las Llanas – GARA.