Aquel abrazo colectivo tras acabar el encuentro de El Sadar fue una de las estampas de la temporada. Iraola, Herrera e Iturraspe empezaron a dar forma al ritual, que fue tomando más cuerpo colectivo con el llamamiento a filas. El vértigo clasificatorio se había adueñado de los leones cuando hubo que afrontar el duelo de Iruña. El patíbulo estaba muy cerca, pero un gol de Susaeta rehízo al Ave fénix, que se asió a los 29 puntos. ¡Menudo suspiro! Los de Bielsa venían de caer de manera consecutiva ante Espanyol (0-4), Málaga (1-0) y Real Sociedad (1-3). Hubo de este modo un pequeño respiro, ampliado con la bombona de oxígeno que supuso una semana después ganar al Valencia (1-0).

vía ¡Menudo año del Athletic!.